jueves, 14 de enero de 2021

2 ambientadores caseros con suavizante para la ropa


A todos nos gusta que nuestra casa, coche, oficina o lo que sea tenga siempre un olor agradable, pero todos sabemos que muchas veces resulta complicado el conseguirlo. El tabaco, comida, ambientes cerrados…suelen jugarnos una mala pasada.

 

Por eso hoy os traigo dos maneras de preparar un ambientador casero con suavizante del que usamos para la ropa con el que tedréis siempre vuestra estancia bien perfumada. 

 

Uno será sólido y el otro líquido, así que podéis elegir cual os gusta más, bueno o los dos porque se pueden usar en diferentes lugares y hay veces que conviene más en formato líquido y otras en sólido.

 

 


 

Ambientador liquido con suavizante

 

Si os gusta el olor a ropa limpia y recién lavada y además buscais un ambientador duradero estoy segura de que os encantara este ambientador casero hecho con suavizante. Su preparación es muy sencilla, tan solo os hacen falta…

 

  •    100 ml de suavizante para la ropa.
  •    200 ml de agua.
  •    40 gr de bicarbonato sódico.
  •    1 pulverizador.

 

Para su elaboración tenéis que agregar el bicarbonato al agua y agitarlo bien hasta que se disuelva completamente.

Seguidamente lo echáis en el pulverizador y añadís el suavizante. Para terminar tan solo hay que cerrar el envase y agitar enérgicamente para que se mezcle bien.

Una vez bien mezclado ya tendréis vuestro ambientador casero listo para usarlo en cortinas, colchas, sabanas, sofás…donde queráis.

 

 


 

 

Ambientador solido con suavizante

 

Si preferís el formato solido también lo podréis preparar fácilmente. La forma sólida viene muy bien para espacios cerrados como armarios o cajones, aunque en cualquier rinconcito va genial.

 

Para su elaboración os hará falta…

     

  •     200 ml de suavizante para ropa
  •     5 láminas de gelatina
  •     Moldes de silicona

 

Empezaremos hidratando las hojas de gelatina en agua fría. 

Calentamos el suavizante sin que llegue a hervir y lo mezclamos aún caliente con la gelatina escurrida. 

Removemos bien para que quede una mezcla homogénea y lo echamos en los moldes de silicona que deseemos. 

Lo dejamos reposar unas 24 horas y ya lo tendremos listo para desmoldar. 

 

Tenemos que tener cuidado de cómo y donde lo colocamos para que no manche, ponerlo colgado en bolsitas es una buena idea, así como elegir moldes de silicona individuales y dejarlo en ellos.

 

Como podéis ver, tener nuestro hogar perfumado por poco dinero no es nada complicado.

 

Si queréis preparar el ambientador solido en unos moldes de silicona en este enlace tenéis infinidad de modelos tanto individuales como en bandeja

 

 

 

lunes, 11 de enero de 2021

3 ejercicios para quitarnos el estrés de encima

 

¿Estas estresado? No te preocupes, no eres ningún bicho raro, la verdad es que actualmente serán pocas las personas que no vivan estresadas de una manera u otra.

 

Yo soy de las que viven estresadas, pero intento controlarlo!

 

Estos ejercicios que hoy os propongo me ayudan a controlar el estrés.

 

 


 

Relajate con el yoga. Para ello, tiéndete boca arriba, con las piernas separadas y los brazos a los costados, con las palmas hacia arriba. Ahora cierra los ojos, relaja el cuerpo y respira de forma natural. Siente la fuerza de la gravedad, como si te fueras hundiendo en el suelo. Solo tienes que dejarte llevar.

 

Siente tu respiración y conseguirás despejar tu mente. Para ello inspira y veras como sientes que el aire llena tu cuerpo, después espira y notaras como lo abandona. Tapa alternativamente una fosa nasal en cada respiración y finaliza el ejercicio respirando por ambas, el resultado es súper relajante.


Nos estiramos! Una forma muy sencilla para recuperar la calma. Para ello tan solo tienes que coger tus manos y entrelazar los dedos. Eleva los brazos por encima de la cabeza y estiralos como si quisieras tocar el cielo con ellas. Deja la espalda y la cabeza relajadas, solo tienes que estirar los brazos y costados. Respira profundamente y vuelve a estirar. Este ejercicio lo puedes hacer tanto de pie como sentado.

 

Que te han parecido? Sencillos, verdad?

 

Pruébalos y veras como te dan resultado, no son milagrosos pero ayudan mucho, además tan solo te llevaran unos minutos.

 

Nota: Los enlaces que encontraras en todos los artículos del blog te llevan directamente a productos que personalmente recomiendo y que podrás comprar a muy buen precio.

 

 

jueves, 7 de enero de 2021

Lentejas caseras con verduras

 

Las lentejas son ricas en nutrientes necesarios para nuestro organismo: hidratos de carbono y proteínas, así como un alto contenido en fibra, calcio y vitamina b9 por eso no deben de faltar en nuestra dieta.

 

Las recetas de lentejas, además de saludables son uno de esos platos de cuchara que apetecen todo el año. Hoy las vamos a preparar con verduras que aun las hacen más saludables.

 

Puedes utilizar cualquier tipo de lentejas incluso las rápidas. Si no son rápidas mejor que las pongas a remojo unas horas.

 

 

 


 

 

Ingredientes para 4 personas:

 

 

    - 300 gr. de lentejas

    - 1 zanahoria

    - 1 cebolla

    - 2 cucharadas de tomate frito

    - 1 patata mediana

    - 2 puerros

   -  2 dientes de ajo

    - 1 hoja de laurel

    - 1 cucharadita de pimentón dulce

    - Caldo de pollo o carne, o una pastilla de caldo concentrado

    - Aceite de oliva

    - Sal


  

Preparación:

 

Pela la cebolla y los ajos. Pártelos menuditos y ponlos en una cacerola  con el aceite de oliva caliente.

 

Deja que se pochen un poco y añade la zanahoria y el puerro también cortado a trocitos pequeños. Añade un poco de sal y saltea todo durante unos minutos.

 

Añade el tomate, el pimentón y la hoja de laurel y mantén unos minutos más al fuego.

 

Ahora es el momento de añadir las lentejas.

 

Las cubrimos con el caldo, si no tenemos caldo podemos cubrirlas con agua y una pastilla de caldo concentrado y las dejamos al fuego.

 

En un principio ponemos el fuego fuerte y cuando empiece a hervir lo bajamos para que se hagan despacio. Cuando las lentejas lleven una media hora cociendo añadimos la patata a cuadraditos, dejamos que se terminen y listas para comer.

 

Notas.

 

Las lentejas se hacen en más o menos una hora pero a mí me gusta que se hagan a fuego lento durante más tiempo, salen mucho más ricas.

 

No añadas mucho caldo o agua en un principio, es mejor que añadas un poco si ves que hace falta.

 

Las lentejas es un alimento que admite muy bien la congelación así que puedes hacer demás y guardar para otro día, vienen genial para cualquier imprevisto.

 

Los enlaces que encontraras en todos los artículos del blog te llevan directamente a productos que personalmente recomiendo y que podrás comprar a muy buen precio.